EL NORTE

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA - ARUCAS - MOYA - GUIA - GÁLDAR - AGAETE - LOS BERRAZALES - AGAETE - BAÑADEROS - LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.
Recorrido total: 120 kms.





ARUCAS

A 17 kms. de Las Palmas de Gran Canaria, al pie de la Montaña de Arucas y en medio de una fértil comarca platanera, está la ciudad de Arucas, la tercera de la isla por el número de habitantes.
Su casco histórico es de principios de este siglo, cuando la riqueza que genera el cultivo del plátano inunda la ciudad, y sus habitantes, como queriendo olvidar sus modestos orígenes, la rehacen por completo. Es de una belleza singular, en la que dominan el blanco de la cal y el negro de la "piedra azul" de las canteras próximas de lomo de San Pedro, el Cerrillo o Visvique, donde todavía hoy puede verse a los "labrantes" trabajando la piedra.
Destacan en el conjunto urbano la Casa de Gourié, la Casa de la Heredad y la de la marquesa de Arucas, pero sobre todo la "Catedral", la iglesia de San Juan Bautista, de estilo neogótico que se empezó a construir -todavía no se ha terminado- en 1909, y que alberga en su interior algunas obras de arte de gran valor, como el Cristo yacente del escultor canario Manuel Ramos.
Desde el Mirador de la Montaña de Arucas, un antiguo volcán, se tiene en los días despejados una visión panorámica de la ciudad, que se extiende a sus pies, y sus distintos barrios, así como de las plantaciones de plátanos, los acantilados de la costa norte y, a lo lejos, la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.


GUIA

Fue fundada en el siglo XV como un barrio de Gáldar -de la que la separan tan solo un par de kilómetros- para acoger a los colonizadores. Aquí nació el ilustre imaginero Luján Pérez, de quien se conservan varias obras en la iglesia parroquial de Santa María de Guía, entre las que destacan la Dolorisa, un Cristo y la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes.
En la plaza principal está la Casa Quintana, construida en el siglo XVI y restaurada en el XVII por Gonzalo de Quintana y Bethencourt, cuyo escudo familiar luce en la portada de cantería.
Guía es conocida también por su artesanía, especialmente por los cuchillos típicos del país, y por el <queso de flor>.


GÁLDAR

A Gáldar, la <Ciudad de los Guanartemes>, situada a 28 kms. de Las Palmas de Gran Canaria, se accede por la autopista del Norte, que discurre a pocos metros de la costa. Antes de cruzar el Puente de Silva hay un mirador desde el que se divisa la costa de Layraga. Desde allí sale la antigua carretera que remonta la Cuesta de Silva, por la que se llega al Cenobio de Valerón, un impresionante conjunto de cuevas aborígenes que se creía era el lugar donde residían las "harimaguadas", vírgenes consagradas al culto que, dicen las crónicas, "habitaban en forma de monasterios en cuevas de gran clausura". Hoy se sabe que era un granero colectivo, del tipo de "nido de águila", de difícil acceso y fácil defensa, similar a tantos otros existentes en el N.O. de Africa, y en la misma isla.
La iglesia de Santiago de los Caballeros, obra del canónigo y arquitecto de la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria Diego Nicolás Eduardo, es de fines del siglo XVIII. En su interior entre otras piezas de valor, hay varias imágenes de Luján Pérez, un "Cristo atado a la columna" del siglo XVI, un órgano de 4.700 "pitos" y la "pila verde" donde según la tradición se bautizaron los aborígenes.
En uno de los costados de la Plaza -ampliada a fines del siglo XVIII cuando se construyó la iglesia- está el ayuntamiento, en cuyo patio está uno de los dragos más antiguos del archipiélago. No lejos de allí está la Cueva Pintada, labrada por los aborígenes en la toba volcánica, de aproximadamente tres metros de altura. Sus paredes están decoradas con motivos geométricos, similares a los de las "pintaderas" y la cerámica prehispánica. Los colores rojo, blanco y negro, se han ido desvaneciendo por efecto de la humedad que se filtraba a través del techo de la cueva.


AGAETE

Situado en la desembocadura del Barranco de Agaete -uno de los más bellos y fértiles de la isla con sus plantaciones de limones, naranjas, aguacates y pequeños cafetales de los que los lugareños se muestran muy orgullosos- y al pié del Pinar de Tamadaba, la villa de Agaete es conocida en todo el archipiélago por la Fiesta de la Rama, de reminiscencias aborígenes, que se celebra todos los años en la primera semana de Agosto.
A 2 km. de la Villa de Agaete está el Puerto de las Nieves, que en otros tiempos sirvió para dar la salida a los productos de la comarca y para comunicar ésta con la capital de la isla y con la vecina isla de Tenerife, que se divisa desde allí en los días despejados. Hay varios restaurantes donde se sirve el pescado recogido en el día por los pescadores del lugar.
Desde el muelle se ven, a lo lejos, los impresionantes acantilados de Tamadaba y el palmeral de Guayedra, donde encontraron refugio muchos canarios después de la conquista. Y, en primer término, el Roque Partido -más conocido por el Dedo de Dios, nombre que le puso el escritor Domingo Doreste, "Fray lesco"- y los roques de Faneque y Tirma.
En la Ermita de las Nieves, construida a principios del siglo XVI por Antón Cerezo, un italiano que obtuvo tierras en Agaete en el repartimiento posterior a la conquista, se puede contemplar en el mes de Agosto el tríptico que su fundador hizo traer de Flandes. El resto del año se custodia en la iglesia de la Concepción de Agaete. De la ermita original solo queda el presbiterio y su artesonado.




Canarias
Página principal del DIS (ULPGC) @  Excursion 1